< Inicio
< Atrás

Palabra Obrera 58

Palabra Obrera 57

Palabra Obrera 56

Palabra Obrera 55

Palabra Obrera 54

Palabra Obrera 53

Palabra Obrera 52

Palabra Obrera 50 - Febrero 2013

Palabra Obrera 49

Palabra Obrera 48

Palabra Obrera 45

Palabra Obrera 44

Palabra Obrera 43

Palabra Obrera 42

Palabra Obrera 41

Palabra Obrera 40

Palabra Obrera 39

Palabra Obrera 38

Palabra Obrera 37

Palabra Obrera 36

Palabra Obrera 35

Palabra Obrera 34

Palabra Obrera 33

Palabra Obrera nº 32

Palabra Obrera N° 31

Palabra Obrera N° 30

Palabra Obrera Nª 29

Palabra Obrera Nº 28

Palabra Obrera N° 27

Palabra Obrera N° 26

Palabra Obrera N° 25

Palabra Obrera N° 24

Palabra Obrera Nº23

Palabra Obrera Nº 22

Palabra Obrera Nº 21

Palabra Obrera Nº 20

Palabra Obrera Nº 19

Palabra Obrera Nº 18

PALABRA OBRERA Nº 17 FEBRERO 2007

PALABRA OBRERA Nº 16 NOVIEMBRE 2006

Palabra Obrera Nº 15 - Agosto 2006

Palabra Obrera Nº 14 - Julio 2006

Palabra Obrera Nº 13 - Junio 2006

Palabra Obrera Nº 12 - Mayo 2006

Palabra Obrera Nº 11 - Febrero 2006

Palabra Obrera N° 9 Julio 2005

Palabra Obrera - Boletín Especial - junio 2005

Palabra Obrera Nº 8 Marzo 2005

Palabra Obrera Nº 7 Noviembre Diciembre 2004

Ediciones Anteriores
Revista Los Andes
Tesis Fundacionales
Anterior página web


Chile

“Ultras” y moderados: una vanguardia de lucha dispuesta a ir hasta el final


La ruptura de la mesa de diálogo fue por derecha, por la intransigencia del gobierno y sus provocaciones represivas. Pero hubo algo más: la formación de una vanguardia de lucha dispuesta a ir hasta el final
 

Por Beatriz Bravo, militante de Las Armas de la Crítica

La ruptura de la mesa de diálogo fue por derecha, por la intransigencia del gobierno y sus provocaciones represivas. Pero hubo algo más: la formación de una vanguardia de lucha dispuesta a ir hasta el final: la que quería educación gratuita como demanda intransable; la que no quería una mesa de diálogo bajo las condiciones del gobierno; la que rechazaba el cierre del semestre. A pesar de eso, la burocracia estudiantil se sumó a la mesa de diálogo del gobierno, pero ni siquiera se iban con migajas que ofrecer, y debieron plantear como primer punto de discusión la educación gratuita. Por eso se los llamó los moderados, y para aislar a esa vanguardia de lucha, desde el gobierno se la comenzó a atacar calificándola de ultra. Como si fuera un sector minoritario e irreductible. No es cierto: esa vanguardia es de miles, es la que sigue en las tomas, la que sigue luchando contra el cierre del semestre, y la que debe ponerse a la cabeza de la lucha para llevarla hasta el final, e impedir que la burocracia estudiantil lleve todo a los salones del parlamento.

El endurecimiento del gobierno...

Ya se cumplen 5 meses de movilizaciones, y la respuesta de la Derecha a nuestras demandas sigue siendo la misma; intransigencia y represión. Los herederos de la dictadura de Pinochet demuestran una vez más que defienden sus intereses con uñas y dientes. Y la semana pasada se demostró; a puertas de una nueva reunión de la segunda mesa de diálogo, Piñera y Hinzpeter salen a presentar la “Ley Maldita”, una profundización en la estrategia de la Derecha que busca sacarnos de las calles y criminalizar las marchas, tomas y paros en liceos y facultades. Eso fue seguido de la decisión del gobierno, quebrar la mesa de diálogo en el punto de la educación gratuita. Esta es la política de la Derecha, este es el gobierno de los empresarios que trata de poner al movimiento estudiantil de rodillas.

... y la respuesta de los estudiantes en lucha

La respuesta de los estudiantes no demoró en hacerse escuchar, al día siguiente en una nueva marcha convocada por la CONFECh, la represión fue brutal. La “ultra”, calificativo con que el Gobierno intenta dividir y aislar a un sector del movimiento estudiantil, quería tomar la Alameda. Si para el gobierno la “ultra” somos los 20.000 estudiantes que queremos recuperar las calles, somos los que llevamos más de 4 meses de movilización sosteniendo paros y tomas, somos los que en cada marcha resistimos hasta el final, somos los estudiantes que desde el inicio de las movilizaciones peleamos por la educación gratuita y no estamos dispuestos a dar pié atrás, somos los que en las asambleas de universidad votamos en contra del cierre del 1° semestre y somos los queremos la unificación de los organismos tanto de secundarios, profesores y universitarios sin cúpulas burocráticas. No somos la ultra, somos una nueva juventud en Chile que se alza frente a la Derecha y la Concertación, y uno de los pilares fundamentales del capitalismo en Chile; la educación de mercado. Esta es la vanguardia que se comienza a forjar en el movimiento estudiantil al calor de la lucha contra uno de los pilares de la herencia de la dictadura pinochetista. Esto es parte de los cientos de miles de estudiantes que siguen movilizados y salen a las calles en las movilizaciones nacionales, y que cuenta con un amplio apoyo social (83% según la última encuesta CERC).

La Derecha salió fuertemente a instalar su discurso en los medios con el vocero de gobierno Chadwik (UDI), diciendo que la “ultra” se había tomado la CONFECh, desplazando a los “moderados”, y que gracias a esto, la mesa de diálogo se quebró. Un intento desesperado del gobierno por tratar de rescatar en algo su baja legitimidad (la última encuesta, realizada por la UDP refleja que el gobierno tiene sólo un 28,8% de aprobación) ¿De dónde surge esto? Los “moderados”, las JJCC y la Concertación, han planteado desde el inicio de las movilizaciones que la educación gratuita es una proyección a muy largo plazo, así mismo, han salido a criminalizar a los estudiantes que nos enfrentamos a la policía con capuchas, fueron los impulsores del cierre de semestre en las distintas universidades y de la mesa de diálogo con el gobierno bajo sus términos, defienden la democracia representativa en cada uno de los espacios y sus puestos en las federaciones y hoy, fueron los primeros en plantear la vía parlamentaria, es decir, el desvío de nuestra lucha al parlamento, entregarle a los políticos empresariales de la Concertación todos nuestros meses de movilización. A su lado surgió una burocracia de izquierda, los colectivos populares, a los que el gobierno extiende el calificativo de “ultra”, que si bien plantearon desde el inicio de las movilizaciones la educación gratuita, han avalado la estructura burocrática de la CONFECH con sus reuniones a puertas cerradas, y ahora la política de llevar todo a los salones cerrados del Parlamento, el mismo que aprobó leyes que profundizaron la herencia pinochetista. Hace falta una política para poner a la vanguardia estudiantil dispuesta a llevar esta lucha hasta el final, a la cabeza del todo el movimiento estudiantil.

Una política para vencer

Ante las ofensivas de la Derecha, que nos ha demostrado que no nos entregará la educación gratuita en una mesa de diálogo y que utiliza los métodos de la dictadura torturando a nuestros compañeros en lucha, es necesaria una política para triunfar y hacerle frente a los políticos burgueses y sus intereses empresariales. Desde Las Armas de la Crítica y Abran Paso creemos que es necesario levantar una Asamblea General de Lucha, que unifique a estudiantes secundarios, universitarios y profesores, con cuerpos de delegados mandatados y revocables por las asambleas, que luche contra la política divisionista de los dirigentes de las JJCC, los pro Concertación y los colectivos populares tanto de la CONFECh como de la ACES y CONES, así mismo, es necesario que el colegio de profesores, hoy presidido por Jaime Gajardo, del PC, levante un paro nacional indefinido y desde las bases. Estos días, ya 6 Universidades votaron el no cierre del semestre o la retoma al reiniciarse el segundo semestre, y en estos próximos días se votará en el resto de las Universidades. Debemos generalizar este ejemplo. Desde el Gobierno buscan aislar a esa vanguardia combativa: debemos impedirlo. La CONFECh debe realizar sesiones abiertas, con delegados por asamblea, debemos impulsar Cuerpos de delegados en cada Facultad y colegio, para que esa vanguardia combativa se ponga a la cabeza de la lucha de los cientos de miles de estudiantes que siguen movilizándose, y los miles que luchan contra las políticas de la burocracia estudiantil. A la vez, ya se anuncian nuevas movilizaciones nacionales, que tienen que ser el punto de apoyo para una retoma generalizada, la continuidad de los paros, un paro nacional de profesores universitarios y secundarios para fortalecer la lucha de los estudiantes.

13-10-2011


La Fracción Trotskista - Cuarta Internacional está conformada por el PTS (Partido de Trabajadores por el Socialismo) de Argentina, la LTS-CC (Liga de Trabajadores por el Socialismo - Contra Corriente) de México, la LOR-CI (Liga Obrera Revolucionaria por la Cuarta Internacional) de Bolivia, LER-QI (Liga Estrategia Revolucionaria) de Brasil, Clase contra Clase de Chile, LTS (Liga de Trabajadores por el Socialismo) de Venezuela,
LRS (Liga de la Revolución Socialista) de Costa Rica y Clase contra Clase del Estado Español.