< Inicio
< Atrás

Palabra Obrera Nº 59

Palabra Obrera 58

Palabra Obrera 57

Palabra Obrera 56

Palabra Obrera 55

Palabra Obrera 54

Palabra Obrera 53

Palabra Obrera 52

Palabra Obrera 50 - Febrero 2013

Palabra Obrera 49

Palabra Obrera 48

Palabra Obrera 45

Palabra Obrera 44

Palabra Obrera 43

Palabra Obrera 42

Palabra Obrera 41

Palabra Obrera 40

Palabra Obrera 39

Palabra Obrera 38

Palabra Obrera 37

Palabra Obrera 36

Palabra Obrera 35

Palabra Obrera 34

Palabra Obrera 33

Palabra Obrera nº 32

Palabra Obrera N° 31

Palabra Obrera N° 30

Palabra Obrera Nª 29

Palabra Obrera Nº 28

Palabra Obrera N° 27

Palabra Obrera N° 26

Palabra Obrera N° 25

Palabra Obrera N° 24

Palabra Obrera Nº23

Palabra Obrera Nº 22

Palabra Obrera Nº 21

Palabra Obrera Nº 20

Palabra Obrera Nº 19

Palabra Obrera Nº 18

PALABRA OBRERA Nº 17 FEBRERO 2007

PALABRA OBRERA Nº 16 NOVIEMBRE 2006

Palabra Obrera Nº 15 - Agosto 2006

Palabra Obrera Nº 14 - Julio 2006

Palabra Obrera Nº 13 - Junio 2006

Palabra Obrera Nº 12 - Mayo 2006

Palabra Obrera Nº 11 - Febrero 2006

Palabra Obrera N° 9 Julio 2005

Palabra Obrera - Boletín Especial - junio 2005

Palabra Obrera Nº 8 Marzo 2005

Palabra Obrera Nº 7 Noviembre Diciembre 2004

Ediciones Anteriores
Revista Los Andes
Tesis Fundacionales
Anterior página web


Primero Elecciones judiciales y luego la marcha indígena llega a La Paz

Derrota de Evo y el MAS por partida doble


El pasado domingo 16 de octubre se llevaron a cabo las primeras elecciones judiciales en Bolivia, en la que se eligieron con un 37% de votos validos a los miembros del Tribunal Agroambiental, tribunal Constitucional, Consejo de la Magistratura y Tribunal Supremo de Justicia.
 

por Javo Ferreira

El pasado domingo 16 de octubre se llevaron a cabo las primeras elecciones judiciales en Bolivia, en la que se eligieron con un 37% de votos validos a los miembros del Tribunal Agroambiental, tribunal Constitucional, Consejo de la Magistratura y Tribunal Supremo de Justicia. La elección judicial que fue presentada por el gobierno del MAS como un paso más en la democratización de las instituciones recibió sin embargo un contundente rechazo expresado en el voto nulo con un 45% de votos y 16% de votos en blanco. Luego de la brutal represión a la marcha de los indígenas del TIPNIS el pasado 25 de septiembre y el posterior paro movilizado de la COB que nacionalizó el conflicto, el descontento acumulado por la elevación y carestía de vida, el virtual congelamiento salarial, el gasolinazo de diciembre pasado, la represión con 2 muertos en Caranavi, el voto nulo en las elecciones judiciales se convirtieron en la única forma de expresar el descontento contenido.

El MAS sufre su primera derrota electoral en los últimos 6 años. Esta derrota, de carácter parcial, ya que no estaba la sigla MAS en juego, y por lo tanto no afectara la posesión en sus cargos de los jueces elegidos, sin embargo marca una tendencia hacia una mayor debilidad del gobierno para hacer frente a una dinámica creciente de conflictos sociales. El escenario a futuro luego de este resultado electoral, es una gran incógnita, ya que al fantasma de la crisis económica internacional con caída de precios minerales, hay que agregarle no solo el desgaste del MAS como partido de la contención social, sino a la ausencia de recambio burgués claro. Esta ecuación solo puede prometer más tensión y creciente lucha de clases, precisamente lo que el MAS quiso evitar estos años.

El viejo poder judicial en manos de nuevas camarillas

El MAS intentó presentar estas elecciones como un paso en la democratización de uno de los poderes más odiados por los trabajadores y el pueblo, sin embargo, en su voracidad, el partido de gobierno no percibió que para que la trampa tuviera efecto y que la población creyera que se estaba produciendo una genuina reforma de los tribunales, necesitaba de la colaboración de las otras fuerzas burguesas dispuestas a engañar a los trabajadores como UN, MSM y el resto de la bancada opositora, cuestión que el vicepresidente García Linera prefirió prescindir y aprobar las listas de candidatos solo con los personeros del MAS. Esta torpeza ayudó a crear un bloque opositor que reclamaba cuoteo, que combinado con el descontento de indígenas, mineros, fabriles y pueblo pobre, provocó que las elecciones judiciales se convirtieran en un genuino plebiscito saliendo derrotado Evo Morales y el MAS. Por la ingeniería electoral, los jueces elegidos serán posesionados y la vieja justicia, al servicio de la defensa de la propiedad burguesa, el latifundio y los ricos, será a partir de ahora administrada por una nueva camarilla al servicio de la misma clase dominante pero esta vez afín al MAS.

Doria Medina y Del Granado intentan capitalizar la derrota evista

Los partidos burgueses al conocerse los primeros resultados y la tendencia definitiva sobre el triunfo de los votos nulos y en blanco, pese a que pierden parte del control del aparato judicial, intentan aprovechar el revés electoral del MAS para avanzar en su ubicación de partidos opositores tratando de construirse como posibles recambios burgueses ante el acelerado desgaste evista. Para tal fin se apresuraron a dar llamativas conferencias de prensa a horas de cerrado el escrutinio, buscando apropiarse del resultado, obviando el carácter contradictorio de este voto nulo, que forma un arco opositor multiclasista y con dinámicas diversas. Así mientras sectores de la derecha más cavernaria intentan sembrar la idea de un referéndum revocatorio, otros provenientes del MAS y hoy fuera, intentan aprovechar este resultado para plantear la necesidad de “reconducción” del proceso de cambio y el respeto de la NCPEP, así como sectores del movimiento obrero intentan aprovechar el revés electoral del gobierno para amplificar demandas laborales y sectoriales que creen será más fácil obtener. Como parte del objetivo de la oposición burguesa de potenciarse, están intentando copar la movilización indígena que llegó a la ciudad de La Paz.

Imponente solidaridad de masas con la marcha indígena del TIPNIS

La marcha indígena del TIPNIS luego de haber retrasado su llegada para que se desarrollen las elecciones judiciales, arribó a La Paz este miércoles 19 de octubre. Lo hicieron rodeados de solidaridad popular de diversos sectores. Pequeños comerciantes, universidades, clases medias, obreros y pueblo pobre en general recibieron casi como héroes a los marchistas, que luego de haber sorteado cientos de kilómetros en dos meses de caminata, fallecidos, represión policial y heridos, llegaron a la sede de gobierno. Decenas de miles de personas se dieron cita en las calles y avenidas de la ciudad para entregar alimentos, felicitar, abrazar y marchar junto a los indígenas hacia la Plaza Murillo que fue despejada de control policial, en un intento por parte del MAS de dar un giro en su política. Luego de las calumnias, falsificaciones, y finalmente una salvaje represión policial el 25 de septiembre que buscaba evitar la llegada de los indígenas a La Paz, hoy el gobierno tuvo que aceptar la derrota y permitir el ingreso a la PLAZA.

Esta derrotas en las calles del gobierno tendrá serias repercusiones parlamentarias: Pedro Nuni, diputado indígena de tierras bajas del MAS acaba de anunciar a la finalización de la marcha que los diputados indígenas, formarán un nuevo bloque parlamentario por fuera del partido de gobierno. Es decir que el MAS con la renuncia de Sacha LLorenti al ministerio de gobierno semanas atrás, junto a Cecilia Chacón ex ministra de defensa y varios dirigentes clave del partido de gobierno, hoy el MAS pierde no solo un grupo de diputados indios, sino que queda profundamente lastimada por decir lo menos, la retórica y la demagogia culturalista e indígena.

Sectores burgueses intentan montarse sobre la marcha indígena. Así, el Comité cívico paceñista junto a la Alcaldía, dirigida por Revilla, organizaron sendos actos de recibimiento de la movilización. Sin embargo pese a que aprovecharon su papel en la Alcaldía paceña, un comunicado emitido por la cabeza de la marcha solicitando a estos partidos burgueses no participar, permitió que la marcha indígena no fuera desnaturalizada y que los marchistas no sean instrumentalizados por viejos representantes burgueses como el rey del cemento Doria Medina o el abogado del Movimiento Sin Miedo Juan del Granado, ex socio del MAS.

La única forma de evitar la instrumentalización de la marcha indígena, o que la misma sea reabsorbida en espurias negociaciones con el gobierno, es que la clase obrera a través de la COB y sus organizaciones tomen como propias las demandas indígenas. Necesitamos la elaboración de un pliego común de demandas obreras, campesinas e indígenas, para poder discutir e impulsar un plan de lucha común, dirigido por la unidad de todas las organizaciones sobre la base de una coordinadora nacional con delegados de base y con mandato. Esta es la única forma de garantizar el carácter independiente de la marcha no solo de las ONG sino también de los que buscan instrumentalizarla al servicio de UN y el MSM. Desde la LOR-CI nos hicimos presente en la marcha indígena para combatir por una política independiente del gobierno, los partidos burgueses, las ONG y ecologistas de última hora. Solo la unidad con los asalariados en lucha contra el imperialismo y sus trasnacionales puede garantizar que el derecho a la autodeterminación de los pueblos indígenas no se convierta en una farsa más como pretende el MAS.

20-10-2011


La Fracción Trotskista - Cuarta Internacional está conformada por el PTS (Partido de Trabajadores por el Socialismo) de Argentina, la LTS-CC (Liga de Trabajadores por el Socialismo - Contra Corriente) de México, la LOR-CI (Liga Obrera Revolucionaria por la Cuarta Internacional) de Bolivia, LER-QI (Liga Estrategia Revolucionaria) de Brasil, Clase contra Clase de Chile, LTS (Liga de Trabajadores por el Socialismo) de Venezuela,
LRS (Liga de la Revolución Socialista) de Costa Rica y Clase contra Clase del Estado Español.